La Cámara de la Economía Digital del Uruguay invitó a reflexionar a varias referentes del sector con motivo del Día Internacional de la Mujer.

En el marco de la conmemoración del Día Internacional de la Mujer, que se celebra todos los 8 de marzo, la Cámara de la Economía Digital del Uruguay (CEDU) buscó visibilizar la experiencia y el talento de algunas líderes del sector que han logrado posicionarse y desarrollar su carrera en un ámbito que ha experimentado un fuerte crecimiento.

Carolina Maubrigadez, responsable de Marketing en Fenicio eCommerce y docente en Senpai Academy; Natalia Macri, CEO & Founder de Oferta Exportable y vicepresidenta de CEDU; Florencia Pan, gerenta de Marketing en Grupo Mosca, Carolina Torterolo, gerenta general en ZonaTecno, y Beatriz Ponce de León, Director & Uruguay Country Manager de Arbusta, reflexionaron sobre el liderazgo femenino en el sector, los desafíos que enfrentaron y la importancia de generar oportunidades de desarrollo para las mujeres que permitan romper “el techo de cristal”.

Natalia Macri, aseguró que el ecosistema digital, “como estructura nueva y con tantos desafíos e incertidumbres, genera un ámbito ideal para los cambios”.

“Está conformado por gente joven con ganas de romper paradigmas y los que no son tan jóvenes son (somos) del perfil ‘camaleón’, así que somos muy adaptables. En este contexto, las mujeres encontramos en el ecosistema digital un espacio de pares para desarrollarnos”, dijo Macri.

Florencia Pan cree que la tan conocida denominación “techo de cristal”, en relación a una limitación en el ascenso laboral de determinadas personas dentro de las organizaciones, es “la definición más clara de la realidad que aún existe”.

En ese sentido, subraya que son “muy pocas” las organizaciones que tienen una misma cuota de mujeres y varones dentro de sus equipos de trabajo, y “esto por lo general se ve más amplificado en las posiciones gerenciales”.

“Si miramos a nuestro alrededor, esta segregación ocupacional entre géneros, suele darse en el ecosistema de la economía digital y en todos los otros ecosistemas existentes. Sin duda que no se trata de una limitación explícita, pero es una realidad con la que tenemos que convivir día a día las mujeres y, en mi opinión, eso representa un obstáculo claro”, apuntó.

Beatriz Ponce de León destacó que en su empresa son “más del 60% mujeres”. Hay un esfuerzo por incentivar a que más mujeres se sumen, en una industria “en la cual las mujeres representamos menos del 30%”, indicó.

Todas las entrevistadas apuestan a los “liderazgos positivos”, esto es: trabajar con humildad y honestidad, fomentar el trabajo en equipo, desarrollar el talento y empoderar a las personas. En relación a la conformación de los equipos de trabajo, también fue unánime lo ventajoso de la diversidad.

“El talento no tiene género. Las miradas diferentes siempre enriquecen”, expresó Ponce de León.

Macri apuesta a la diversidad de los equipos. “Creo en los complementos. Ya sean de género, de edad, de formación, capacidades y experiencias (…) Entiendo que tenemos mucho para aprender de los hombres y también para enseñarles”, apuntó.

Pan señaló que, más allá de las virtudes que representen a cada género “es muy bueno en el ámbito laboral que hombres y mujeres se conozcan como individuos diferentes y aprendan a apoyarse mutuamente para una mejor cooperación y mejores resultados”.

En opinión de Carolina Maubrigadez, uno de los desafíos más interesantes que tienen las mujeres en la actualidad “es animarse a apostar por carreras que tradicionalmente han sido desempeñadas en su mayoría por hombres”.

“Afortunadamente, en el rubro de eCommerce vemos muchas mujeres participando activamente y de muy buena forma”, agregó.

La maternidad, en particular, no debería de ser un obstáculo en el desarrollo empresarial y/o profesional de la mujer, sin embargo para muchas, lo es, señala Macri. “Es por esto que desde el lugar que ocupemos, debemos de facilitar y propiciar un entorno favorable para que las mujeres decidan su futuro laboral y familiar sin ser juzgadas y desestimadas por ello”, apuntó.

Para Torterolo, una de las claves para las líderes de hoy es dar el ejemplo. Desde el lugar que ocupo me siento con el desafío y la responsabilidad de promover en otros lo que en su momento promovieron en mí. También, desde mi rol de mujer líder, demostrar al entorno que tenemos la capacidad para llevar una empresa adelante, que podemos ocupar roles gerenciales, directivos o cualquier cosa que queramos ser”, aseguró.

Y finalizó: “Tenemos que trabajar mucho la empatía para ir hacia una sociedad más equitativa e igualitaria”.