CEDU DIFUNDE: El 70 % de los hogares de menos ingresos tiene acceso a Internet, según datos de Agesic

Los resultados de la Encuesta de Usos de Tecnologías de la Información y la Comunicación señalan que "ha disminuido la brecha digital entre los hogares con diferentes niveles de ingreso".

La Agencia de Gobierno electrónico y Sociedad de la Información y del Conocimiento presentó los principales resultados de la Encuesta de Usos de Tecnologías de la Información y la Comunicación. El trabajo fue en conjunto con el Instituto Nacional de Estadísticas.

El acceso a internet se ha universalizado en Uruguay a través de un proceso de crecimiento sostenido, en todos los segmentos de la población, en la última década, establece la encuesta.

Esta evolución ha permitido disminuir a la mitad la brecha digital entre los hogares con diferentes niveles de ingreso. En 2010, el 22% de los hogares más pobres accedía a internet, y el 64% de los más ricos. En 2019, las cifras ascienden a 70% y 99 % respectivamente.

En la actualidad, nueve de cada diez personas acceden a internet y se ha intensificado su uso: el 79 % de la población se conecta diariamente, mientras que en 2010 lo hacía el 31%.

Entre los internautas se ha universalizado la conexión diaria por celular y sólo el 30% lo hace desde una computadora.

La presencia de computadora en los hogares y el uso por parte de las personas ha disminuido significativamente en los últimos años. Uno de cada cuatro internautas accede a Internet solo a través de su celular, aspecto que condiciona el desarrollo de habilidades digitales y la diversidad de actividades realizadas en línea.

El despliegue de políticas públicas ha mejorado el acceso de los hogares a dispositivos no celulares. Entre los hogares que acceden a estos dispositivos, 1 de cada 5 lo hace gracias a que cuenta únicamente con alguna computadora o Tablet de los programas Ceibal o Ibirapitá. Este impacto es mayor en el 20% de los hogares de menor ingreso, donde la mitad de ellos accede a los dispositivos de estos programas.

Acompañando a la universalización del celular, la conexión en movimiento -o ubicua- continúa creciendo: en 2010 menos de la tercera parte de los internautas declaraban conectarse en esta modalidad, y en 2019 lo hace el 79%.

Los jóvenes y las personas de mayor nivel educativo cuentan con un conjunto más amplio y diverso de habilidades digitales que la media de los internautas.

El vínculo del ciudadano con el Estado mantiene similares niveles de adopción, a excepción de su aspecto transaccional. Haber realizado pagos de servicios públicos en línea se incrementa un 52 % respecto a 2016, alcanzando a un 17% de los internautas.

La imagen de los servicios en línea del Estado ha mejorado para todas las dimensiones estudiadas respecto a 2016.

Las redes sociales y la mensajería instantánea son los principales usos declarados de forma universal. La totalidad de los internautas han participado de alguna red en los últimos tres meses, pero con diferencias en la frecuencia de uso: el 92% usa WhatsApp todos los días, algo menos de la mitad Facebook y YouTube, y un 35% Instagram.

Aproximadamente la mitad de los internautas ha realizado compras y actividades bancarias en línea, comportamientos que se observan ampliamente extendidos en los segmentos con mayor educación, pero que descienden significativamente en el nivel educativo bajo. Adicionalmente, el 10% trabajó o vendió sus servicios a través de una plataforma.

La nueva edición de EUTIC fue realizada en conjunto entre Agesic y el Instituto Nacional de Estadística (INE) entre octubre y noviembre de 2019. Se trata de la cuarta edición del estudio (las anteriores corresponden a 2010, 2013 y 2016), que en conjunto permiten analizar en profundidad la evolución nacional de diferentes indicadores de la Sociedad de la Información y el Conocimiento.

El universo de estudio es la población de 14 años y más residente en hogares particulares de Montevideo y en localidades de 5.000 y más habitantes.

Se aplica a una submuestra de la Encuesta Continua de Hogares (ECH), encuestando a una persona sorteada en cada hogar a través de una entrevista personal.

La edición de 2019 abarcó 2.341 casos. El margen de error para las estimaciones de acceso a internet tanto en personas como en hogares es menor al 2% para un nivel de confianza del 95%.

Fuente: