La situación de emergencia sanitaria causada por el Covid-19 potenció el crecimiento del comercio electrónico en toda América Latina, aumentando la demanda de soluciones de pago digitales por parte de consumidores y comercios. En ese contexto, la empresa Bamboo Payment pisa fuerte en el sector de procesamiento de pagos digitales, llevando adelante anualmente más de 2 millones de transacciones, por montos superiores a los US$ 100 millones. Y tras consolidar su presencia estratégica en el país con la incorporación de Siemprepago (PagosWeb), prevé expandir sus fronteras con miras hacia la región.

Según dijo su director, Juan Carlos Martínez, Bamboo Payment es una empresa “dinámica e innovadora” que comenzó a operar hace dos meses en el mercado uruguayo. Nace a partir de socios locales y estadounidenses con varios años de experiencia en el rubro, quienes vieron la oportunidad de invertir en Uruguay y potenciar el negocio en América Latina en un momento propicio para el sector.

Su ecosistema está integrado por una serie de soluciones que se adaptan a las necesidades del mercado en materia de pagos, explicó Martínez, al ofrecer a sus clientes alternativas como links y botones de pago que permiten vender por redes sociales o desde una página web sin desarrollar un sitio de e-commerce; checkouts a medida para aumentar la conversión de ventas; plugins para plataformas como WIX, WordPress, Joomla, Prestashop, entre otras; y automatizaciones para suscripciones y pagos recurrentes.

“El equipo de Bamboo cuenta con una amplia trayectoria en el sector de pagos digitales, por lo que la combinación de experiencias en diferentes áreas enriquece la tarea. Trabajamos para brindar una solución de pago que maximice el proceso de conversión de las ventas online. Es decir, que el consumidor final no tenga fricciones en el medio del proceso que lo lleven a abandonar la compra, sino que la experiencia sea óptima y se concrete la transacción”, señaló.

Además, aseguró que buscan brindarles a sus clientes atención y soporte personalizado con el fin de satisfacer sus necesidades en todo momento a través de una respuesta técnica ágil y eficiente en un mercado “que no conoce de horarios”. Hoy la empresa cuenta con más de 800 clientes de diferentes rubros, tales como grandes cadenas de supermercados, clubes deportivos por el cobro de membresías, ONG multinacionales, locales por donaciones regulares y pymes que empiezan a incursionar en el e-commerce.

Según Martínez, al tener como base la experiencia de SiemprePago, lograron fortalecer el equipo con mayor presencia local y establecer un plan de expansión de las operaciones “sumando más opciones y abarcando otros sectores del mercado”.

Consultado por la estrategia de regionalización, el CCO Latam de Bamboo Payment, Carlos Steneri, dijo que la empresa cuenta actualmente con un “importante plan de expansión por diferentes países”. Hoy la empresa opera en Uruguay y Paraguay, y en el primer trimestre de 2021 espera estar activa en Colombia, Chile y Argentina “para seguir luego con los demás países de América Latina en los siguientes meses del año”.

Según Steneri, el e-commerce ha tenido un crecimiento sostenido en toda la región desde hace varios años, aunque a ritmos distintos de desarrollo según cada país, dependiendo principalmente de dos grandes factores: la infraestructura de telecomunicaciones y la aceptación del método de pago digital. “El efectivo sigue siendo el método de pago predominante en algunos de los países, por lo que hay que buscar nuevas estrategias para el e-commerce. En Uruguay se ha favorecido el acceso a medios de pago digitales y contamos con un buen desarrollo de telecomunicaciones y de dispositivos electrónicos que llevan a que el e-commerce tenga mayor aceptación”, explicó ese ejecutivo.

En esa línea, indicó que debido al Covid-19 hubo un crecimiento importante del comercio electrónico en Uruguay y una buena performance de ventas en el reciente Ciberlunes, “lo que demuestra que la práctica está consolidada en el país”. Según una encuesta de Factum hecha para la Cámara de Economía Digital, aproximadamente tres de cada 10 uruguayos realizaron una compra digital en el marco de esa campaña de promoción comercial.

“Bamboo Payment tiene como objetivo adaptarse a la realidad de cada país para buscar nuevas oportunidades de crecimiento en Uruguay y la región”, agregó Steneri.

Martínez coincidió en que la pandemia favoreció a todo el ecosistema vinculado al comercio electrónico. Consultado en cuanto a las proyecciones de crecimiento para el próximo año, sostuvo que la empresa tiene como objetivo seguir desarrollándose “sobre un crecimiento orgánico a través de vínculos estratégicos con otros jugadores del mundo e-commerce” e impulsar más productos adaptados a las nuevas necesidades que puedan surgir.

Desafíos

Al reflexionar acerca de los desafíos que enfrentan actualmente las empresas del sector, Martínez afirmó que en Uruguayse ha ganado en confianza” y ya no hay tantas preocupaciones en lo que respecta a la seguridad de las transacciones. Mencionó una encuesta realizada por la consultora Cifra sobre tendencias de consumo digital según la cual la seguridad y la falta de confianza son factores de poca incidencia a la hora de comprar por Internet.

“El desafío es seguir avanzando en el plano tecnológico para optimizar la experiencia de usuario de los clientes que contratan nuestro servicio, para que armen su carrito y concreten la compra. El otro aspecto para mejorar en el e-commerce está ligado a la logística y tiene que ver con cómo recibir la mercadería, asegurarse de que llegue en condiciones y en los tiempos acordados”, explicó.

El director opinó que la digitalización del mercado de pagos es una modalidad que llegó para quedarse. Se refirió, en particular, al importante crecimiento que está teniendo la modalidad de venta en redes sociales, que parte de una comunicación virtual y se concreta con un botón de pago.

Desde la empresa indicaron que el bamboo es símbolo de flexibilidad, resistencia, adaptación y crecimiento. E inspirados en estos valores, Bamboo Payment “sigue comprometida a ofrecer soluciones tecnológicas de primer nivel, un servicio al cliente inigualable y productos que se adapten a cada una de las necesidades de los clientes”.